Aplicaciones de los purificadores IQAir

Purificadores de Aire:

SOLUCIONES PARA LOS ENFERMOS DE SQM ( SQM Síndrome de intolerancia química múltiple)

Los purificadores de aire destinados a los enfermos de SQM deben ser capaces de controlar una amplia gama de sustancias químicas y no ser en sí mismos una fuente de contaminación. IQAir, con sus series GC y GCX, ofrece dos líneas de productos que cumplen éstos y otros requisitos para los enfermos de SQM.


¿Qué es SQM?

La Sensibilidad Química Múltiple, SQM, se caracteriza por diversos síntomas que afectan a varios órganos (generalmente al sistema neurológico, inmunológico, respiratorio, muscular, óseo y a la piel), y que recurren crónicamente respondiendo a la exposición a diversas sustancias químicas.

¿Qué puede causar la SQM?

La SQM suele comenzar con una exposición tóxica aguda o crónica,después de la cual la sensibilidad inicial
hacia una sustancia se amplía incluyendo muchas otras sustancias químicas e irritantes comunes (como pesticidas, perfumes y otros productos perfumados, combustibles, aditivos alimenticios,moquetas,materiales de
construcción... etc.). En los lugares de trabajo no industriales existen una serie de productos y procesos comunes que han sido identificados como causas que contribuyen al desarrollo del SQM:

• Emisiones de gas de las moquetas nuevas
• Estufas de gas
• Productos de limpieza
• Pinturas de edificios
• Pesticidas y conservantes de madera
• Gases de vehículos
• Nuevos materiales de construcción y amueblado
• Sustancias químicas tóxicas empleadas en actividades
artísticas, fotográficas y de impresión
• Formaldehído de la ropa nueva, libros y otros productos
• Papel sin carbono, tintas, fotocopiadoras y tóner de
impresoras a láser
• Humo inhalado por fumadores pasivos


Síntomas de SQM

Los síntomas de SQM generalmente incluyen dificultad para respirar, dormir o concentrarse, pérdida de memoria, migrañas, náuseas, dolores abdominales, fatiga crónica, dolores musculares y de articulaciones, irritación de ojos, nariz, oídos, garganta y/o piel. Además, algunos enfermos de SQM tienen problemas de equilibrio y una sensibilidad aguda no sólo hacia los olores sino también ante los ruidos fuertes, luces muy brillantes, tacto, temperaturas extremas y campos electromagnéticos. SQM es más común en mujeres y puede comenzar a cualquier edad, aunque generalmente empieza entre os últimos años de la pubertad y la mediana edad.


Tratamiento


La parte básica del tratamiento es evitar la exposición a las sustancias químicas que provocan una reacción. Los enfermos de SQM que son capaces de eliminar completamente esta exposición suelen notar una mejoría radical en su salud durante un periodo de un año o incluso más. Sin embargo, la profusión de nuevas sustancias químicas sintéticas y no testadas hace que esto sea muy difícil.


SQM y la limpieza del aire

La eliminación de las sustancias que generan una exposición química es el requisito esencial para crear un"santuario" relativamente libre de emisiones químicas. La adopción de medidas apropiadas para limpiar el aire
puede contribuir a reducir el nivel de fondo de residuos químicos. Debido a que las sustancias químicas están presentes en el aire como moléculas gaseosas y como partículas, sólo los purificadores de aire que ofrecen tanto filtración de partículas como filtros de fase gaseosa son capaces de contribuir de una manera ignificativa a reducir el nivel de fondo de sustancias químicas en el aire.

La mayoría de los purificadores de aire nuevos que se comercializan hoy en día no son adecuados para los enfermos de SQM
,porque los filtros de fase gaseosa que emplean son demasiado pequeños. Los enfermos de SQM deben evitar productos que utilizan compresas de carbono u otros filtros similares con bajo contenido en carbono. Los purificadores de aire que utilizan sustancias granuladas, como carbono activo granulado, proporcionan una mayor eficacia a la hora de eliminar las sustancias químicas gaseosas.

El carbono con base de coco debe evitarse ya que en algunos usuarios ha producido reacciones alérgicas. Pero el carbono por sí mismo no elimina totalmente las sustancias químicas gaseosas. El carbono activado funciona bien con compuestos orgánicos volátiles (COV) pero no funciona igual de bien con los compuestos orgánicos semivolátiles (COSV), como el formaldehído o las sustancias Purificadores de aire:

Soluciones para los enfermos de SQM Comunicado de prensa: Febrero 2004 . Los purificadores de aire destinados a los enfermos de SQM deben ser capaces de controlar una amplia gama de sustancias químicas y no ser en sí mismos una fuente de contaminación.

IQAir, con sus series GC y GCX, ofrece dos líneas de productos que cumplen éstos y otros requisitos para los enfermos de SQM. químicas inorgánicas como el ácido sulfhídrico. Los purificadores de aire que ofrecen tanto carbono activado como óxido de aluminio químicamente activo son capaces de eliminar el mayor número de sustancias químicas. Los purificadores de aire que utilizan una combinación de carbono granular activado y zeolita no son tan eficaces.

La zeolita ha sido comercializada por algunos fabricantes de purificadores de aire en aparatos destinados a enfermos de SQM, pero hasta el momento no se ha demostrado científicamente que sea mejor que el carbono activado o que otras sustancias químico absorbentes. El filtro de fase gaseosa de los purificadores de aire para SQM debe estar protegido por un pre-filtro de alta eficiencia. Este pre-filtro protege al aparato de una contaminación prematura de partículas lo que reduciría drásticamente la eficacia de los filtros de fase gaseosa al obstruirse los microporos. Esto a su vez reduciría la eficacia y la vida del aparato, pudiendo provocar una contaminación cruzada. Los propios purificadores de aire pueden convertirse en fuente de contaminación química lo cual representa un grave problema para los enfermos de SQM.

Muchos purificadores de aire contienen sustancias selladoras, juntas, pegamentos y pulimentos, que pueden desprender sustancias químicas en el aire. El estudio de varios de los purificadores de aire que se comercializan en la actualidad ha mostrado que no existe una diferencia significativa entre la cantidad de sustancias químicas emitidas por purificadores de aire con carcasas de metal y aquellos con carcasas de plástico. Esto es consecuencia de que la mayor parte del gas emitido por los purificadores de aire a temperatura ambiente procede de juntas y compuestos de sellado que pueden estar contenidos en unidades con carcasas de metal o plástico.

Los enfermos de SQM también han atribuido a los motores del ventilador la emisión de sustancias químicas y olores. Esto es debido al barniz usado en el recubrimiento del motor. Los enfermos de SQM deben buscar purificadores de aire con motores de ventilador libres de barniz y ubicados delante del filtro de fase gaseosa.De esta manera, el filtro de fase gaseosa es capaz de recoger cualquier sustancia química (de lubricantes, etc) que emita el motor del ventilador cuando se calienta.

Los enfermos de SQM deben asegurarse de que el motor ventilador y el filtro de fase gaseosa están acompañados por un post filtro eficaz de partículas que capture el polvo generado por sustancias en fase gaseosa y el polvo metálico del motor. Los purificadores de aire que tienen el motor del ventilador colocado en la parte trasera deben ser evitados por estas razones. Los sistemas IQAir más propiados para los enfermos de SQM La serie GC de IQAir fue creada expresamente para eliminar sustancias químicas gaseosas.Dependiendo de la sensibilidad específica de cada enfermo de SQM, el sistema ofrece cuatro configuraciones, cada una de las cuales está destinada a un compuesto gaseoso específico.

En la mayoría de los casos de SQM, la unidad MultiGas GC de IQAir es la mejor opción, debido a que su filtro de fase gaseosa de amplio espectro puede captar una amplia gama de sustancias químicas gaseosas. Otras prestaciones de los sistemas de la serie GC de IQAir que son importantes para los enfermos de SQM son las siguientes: No contiene juntas ni sustancias selladoras que liberen sustancias químicas. La carcasa está hecha de plástico ABS calidad Premium completamente tratado y que no desprende gas. El motor del ventilador de IQAir está delante del filtro de fase gaseosa y delante del post filtro de partículas. El motor ventilador está libre de barniz. El filtro de gas está acompañado por un post filtro de partículas de alta eficacia que retiene cualquier partícula del filtro de fase gaseosa.

Los cartuchos del filtro de gas pueden ser cambiados independientemente de los otros filtros del purificador de aire. Esto evita la contaminación cruzada y permite el recambio independiente. El filtro de fase gaseosa está protegido por un pre-filtro de alta eficacia contra la contaminación prematura de partículas. Si se van a cubrir zonas grandes o con elevadas concentraciones de sustancias químicas, se deben usar varias unidades de la serie GC de IQAir. La serie GCX de IQAir, debido a que contiene un filtro de fase gaseosa mayor, es capaz de purificar el aire cuando existen grandes oncentraciones de sustancias químicas.

En la mayoría de los casos, el uso de múltiples unidades de la serie GC es preferible al uso de un sólo sistema de la serie GCX. IQAir es una empresa líder que provee soluciones para la purificación ambiental enfocadas y localizadas en objetivos críticos. Los campos de aplicación de IQAir incluyen desde el control residencial de alérgenos al control de la contaminación biológica en hospitales. Los sistemas avanzados de purificación ambiental IQAir están diseñados, creados y fabricados en Suiza. Están disponibles a través de distribuidores autorizados en más de 50 países de todo el mundo.

Si desea obtener más información sobre los sistemas
de filtración IQAir® contacte con Nosotros.


Alergias y asma

Los individuos sensibles a los alérgenos respiratorios tales como polen, esporas de moho, partículas procedentes del epitelio de gatos y perro, polvo doméstico o excrementos de los ácaros pueden reducir su grado de exposición a dichos alérgenos dentro de casa mediante el uso de un depurador de aire de gran rendimiento. Las características y prestaciones avanzadas de la Serie IQAir Personal Health la convierten en la elección obligada para las personas que buscan un control serio de los alérgenos.


Los alérgenos desencadenan reacciones alérgicas en los individuos sensibles por medios muy diversos: ingestión (alergia alimentaria), contacto directo con la piel (alergia de contacto) o inhalación (alergia respiratoria). Aunque las personas que sufren de alergia puedan evitar determinados alimentos, les es mucho más difícil evitar el contacto con alérgenos, por no hablar ya de evitar inhalarlos. Puesto que pasamos más del 90% de nuestra vida en espacios interiores, el control de los alérgenos e irritantes transportados por el aire, tanto en el trabajo como en casa, es una contribución significativa a la reducción de nuestra exposición total a los alérgenos respiratorios. Por esta razón, cualquier programa de prevención de los alérgenos que se precie debería incluir un aparato de depuración de aire de alto rendimiento como parte de una estrategia global de evitación de los alérgenos.


Alergias y depuración de aire

Los depuradores de aire pueden efectuar una significativa contribución a la reducción de la exposición individual a los alérgenos respiratorios en espacios interiores. La efectividad de los depuradores de aire varía muchísimo de unos modelos a otros. Las principales prestaciones que quienes sufren de alergia deberían exigir son:

eficiencia general global del depurador de aire (y no solo de los filtros del depurador de aire)

alta capacidad de descarga de aire (en una habitación, el aire nunca puede estar demasiado limpio)

ausencia de emisión de partículas procedentes de motores de ventiladores o filtros de carbón activado

poco ruido y funciones de control acústico (p.e., temporizadores)

tecnología de la filtración que evita la liberación de los alérgenos capturados

el proceso de depuración de aire no requiere agua (que origina problemas de crecimiento de mohos en el depurador de aire y en la habitación)

opción de canalización para quienes sufren de alergia al polen (permite la entrada de aire fresco sin polen del exterior)

Sistemas IQAir para el control de alergias

Los aparatos de la Serie IQAir Personal Health establecen un nuevo estándar en la eliminación de las partículas alérgenas respiratorias. La Serie IQAir Personal Health puede reducir los niveles de alérgenos transportados por el aire en mayor medida y con mayor rapidez que los depuradores de aire convencionales. De hecho, en un estudio comparativo de 10 depuradores de aire realizado por la revista independiente de evaluación de productos de consumidor "Test", se reveló que la unidad IQAir HealthPro 250/Plus eliminaba las partículas de polvo transportadas por el aire al doble de velocidad que el producto que le seguía en grado de calidad. Como resultado, fue el único depurador de aire al que se concedió la clasificación de "muy bueno" para la eliminación de partículas y una clasificación global de "bueno".

Debido a la tecnología de filtración HyperHEPA y a la tecnología de sellado 3D patentada, IQAir retiene más alérgenos procedentes del aire filtrado que la mayoría de depuradores normales. Cada aparato de la Serie Personal Health posee una eficiencia total del sistema certificada y garantizada, y lo normal es que retenga entre 10-100 veces más partículas finas que los depuradores de aire convencionales HEPA.


¿Cuál es el mejor sistema IQAir?

Para personas que sufren de alergia pero que no tienen una necesidad especial de control de gases o de olores, se recomienda el HealthPro (UE: Alérgeno 100). Estas unidades no incorporan filtro de gases ni de olores, lo que hace que los filtros de recambio sean más económicos y optimiza la descarga de aire.

El HealthPro Plus (UE: HealthPro 250) contiene un filtro V5-Cell para el control de los contaminantes gaseosos y los olores. El HealthPro Plus está recomendado para quienes sufren de asma, puesto que frecuentemente tienen un sistema respiratorio sensible a los irritantes gaseosos, así como también a los alérgenos. El HealthPro Plus también está recomendado para las personas que sufren de alergia y que necesitan o desean eliminar contaminantes gaseosos u olores.
En el caso de niveles elevados de contaminantes gaseosos y olores, o de individuos especialmente sensibles a los compuestos químicos, habría que considerar la conveniencia de la Serie IQAir GC o de la Serie IQAir GCX.

En su configuración estándar, la Serie IQAir Personal Health limpia el aire por recirculación. En el caso de los individuos que sufren a causa del polen o de otros alérgenos exteriores, recomendamos el uso del accesorio InFlow W125. Dicho accesorio convierte cualquier sistema IQAir de un depurador de aire que filtra el aire dentro de una habitación (recirculación) en un depurador de aire que recoge aire del exterior (ventilación) y lo filtra antes de liberarlo en la habitación. Esto puede hacer innecesario que se abran las ventanas para ventilar el interior, y puede ir acumulando una presión ligeramente positiva que reduzca la intromisión de alérgenos exteriores a través de las grietas en puertas y ventanas.


Hospitales
La mejora de la calidad del aire en entornos hospitalarios es un constituyente vital de los procedimientos modernos de higiene respiratoria. También es importante para los requisitos de sanidad profesional y seguridad laboral en las instituciones médicas. Pero una calidad mejorada del aire no solo contribuye a crear un ambiente más saludable y más agradable para los pacientes, el personal y los visitantes, sino que también es un factor de ahorro debido a su importancia en tanto que medida preventiva de control de las infecciones.

Requisitos de calidad del aire
Los requisitos de calidad del aire en un entorno hospitalario varían de un departamento a otro y, a veces, incluso de una sala a otra. Para proteger a los pacientes, al personal y a los visitantes (p.e., salas de operaciones, UCI, salas de aislamiento para TB), algunas zonas exigirán una filtración de alto rendimiento de los microorganismos transportados por el aire, mientras que otras exigirán la filtración de contaminantes gaseosos, productos químicos y olores a fin de crear un entorno laboral más seguro y agradable (p.e., laboratorios, salas de autopsia, de cirugía dental, y farmacias).

Los requisitos de sistemas profesionales de filtración de aire en entornos sanitarios se pueden dividir, a grandes rasgos, en el control de los microorganismos transportados por el aire y el control de los compuestos químicos y los olores.

Control de microorganismos transportados por el aire (control de infecciones transmitidas por el aire)
El control de microorganismos transportados por el aire (p.e., bacterias, virus, esporas fungales) tiene una importancia crucial en los entornos sanitarios por el hecho de que un gran número de enfermedades e infecciones están causadas por patógenos respiratorios y se transmiten por el aire.

Infecciones contraídas en los hospitales
Son especialmente preocupantes las infecciones nosocomiales (contraídas en un hospital). Pueden tener serias consecuencias en términos de aumento de la mortalidad de los pacientes, morbosidad, duración del internamiento hospitalario y costes globales. Los pacientes inmunocomprometidos (tales como receptores de trasplantes de órganos y médula, y pacientes de oncología y hematología) están especialmente en peligro pues su sistema inmunológico es más vulnerable ante los patógenos infecciosos tales como el aspergilus.

Sistemas IQAir recomendados
El CDC (Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades) recomienda que a efectos de control de infecciones, se utilicen únicamente filtros HEPA que cuentan con " una eficiencia de eliminación demostrada y documentada mínima del 99,97% de las partículas = 0,3 µm de diámetro".

De la gama IQAir, los siguientes modelos y accesorios están recomendados para su utilización en el control de infecciones transmitidas por el aire y en entornos hospitalarios:

Sistemas de depuración de aire:
IQAir Cleanroom H11 & H13
IQAir HealthPro (Europa: IQAir Allergen 100)
IQAir HealthPro Plus (Europa: IQAir HealthPro 250)

Accesorios para la canalización de presión positiva/negativa:
InFlow W125
OutFlow W125
VM InFlow W125

Control de compuestos químicos y olores
Por filtración del aire ambiente
Por creación de diferencia de presiones
Contención de compuestos químicos y olores desagradables (áreas de presión negativa)
Por captura en la fuente
Filtración de compuestos químicos y olores desagradables en la fuente

Aplicaciones de los sistemas IQAir en entornos sanitarios

Gracias a su naturaleza descentralizada, su diseño modular patentado y su adaptabilidad única, los sistemas IQAir cubren todo un amplio espectro de aplicaciones en instalaciones sanitarias.

Técnicas industriales avanzadas
Los sistemas IQAir se pueden utilizar de diferentes maneras, a fin de que proporcionen la solución más apropiada de depuración de aire para cada aplicación específica:

Filtración por recirculación
Paso repetido del aire ambiente de la habitación por un sistema IQAir montado en el suelo o en la pared, de manera que en cada pasada del aire por los filtros se eliminen los microorganismos transportados por el mismo.

Creación de diferencias de presión
La estrategia de recirculación del aire de una habitación por un filtro de alto rendimiento se puede optimizar mediante la creación y el mantenimiento de diferencias de presión positiva o negativa entre espacios adyacentes y la habitación del paciente, evitando con ello que el aire de un espacio contaminado pase a otro espacio no contaminado.

Presión positiva
En el caso de los individuos inmunocomprometidos, se debería colocar al paciente en una habitación con una presión del aire más alta (es decir, positiva), limitando así la entrada de aire contaminado en la habitación.

Presión negativa
Por otro lado, cuando un paciente sea portador de una enfermedad contagiosa de transmisión respiratoria, como la M. tuberculosis, se debería adoptar la estrategia opuesta (es decir, presión negativa) a fin de evitar que los contaminantes se propaguen fuera de la habitación del paciente.
Con la ayuda de adaptadores de canalización especiales (InFlow, OutFlow, VM InFlow), se puede convertir cualquier sistema IQAir para crear ambientes de presión positiva o negativa. Como resultado, se puede presionizar o despresionizar una habitación en pocos minutos, lo que contribuye a controlar la diseminación de patógenos transportados por el aire.

Captura en la fuente
Los aparatos IQAir de captura en la fuente (IQAir CleanZone, FlexVac y VM FlexVac) tienen como función filtrar los contaminantes en su fuente, capturándolos antes de que se propaguen por el aire ambiente de la habitación.

Prestaciones especiales que hacen de IQAir la solución de filtración preferida


Comprobado y certificado individualmente
A fin de garantizar la eficiencia de la filtración de partículas y la descarga de aire, IQAir ha adoptado un enfoque que no admite concesiones. Cada aparato IQAir es sometido a prueba y certificado individualmente según satisfaga o exceda las especificaciones establecidas en nuestra documentación escrita. Para el IQAir Cleanroom H13, por ejemplo, esto significa una eficiencia de filtración garantizada del 99,97% para partículas = 0,3 µm y una descarga de aire máxima certificada de 400 m3 por hora como mínimo.

Microchip integrado que calcula cuando llega el momento de cambiar los filtros
Con respecto al mantenimiento y cambio de los filtros, la Serie IQAir presenta varias prestaciones avanzadas. Todos los modelos van equipados con su propio monitor de vida del filtro, controlado por microchip. Dicho monitor registra la vida de cada elemento individual del filtro, teniendo en cuenta la carga de contaminación del aire, el uso real, y la velocidad del ventilador. Cuando algún elemento del filtro llega al fin de su vida útil, se ilumina un indicador de diodo luminoso en el panel de control del IQAir que informa al personal de que ha llegado el momento de cambiar los filtros.

Cambio de los filtros rápido y seguro
Una de las características más atractivas de los sistemas IQAir es la facilidad con la que se pueden cambiar los filtros. No importa que el sistema esté montado en la pared o que sea de suelo; el sistema modular patentado permite un acceso rápido y fácil a todos los elementos del filtro sin necesidad de herramientas. En la práctica, esto significa que el tiempo improductivo del sistema de filtración y, consiguientemente, la acumulación de patógenos en la habitación, se ven reducidos al mínimo absoluto.

Flexibilidad mediante la movilidad
Puesto que los sistemas IQAir funcionan independientemente y de forma descentralizada, se puede ajustar la descarga de aire de cada sistema a fin de que responda a los requisitos de la habitación en la que se encuentra. La naturaleza portátil del aparato también permite cambiarlo de lugar rápidamente o, de ser necesario, añadirle sistemas IQAir suplementarios.

Alto rendimiento no tiene porque significar alto coste
A pesar de toda la serie de prestaciones avanzadas, de la eficiencia de filtración certificada, y de la calidad de la construcción de IQAir, el coste de estos sistemas está muy por debajo del de los sistemas centralizados de depuración de aire para instalaciones hospitalarias. Como resultado, los sistemas IQAir permiten que las instalaciones hospitalarias incorporen medidas de higiene respiratoria, o las extiendan, a áreas y pacientes que hasta hora no entraban dentro del campo de aplicación de una estrategia avanzada de control de las infecciones de transmisión por el aire.

Fácil instalación
La naturaleza descentralizada de los sistemas IQAir significa que, para instalarlos, no hay que emprender trabajos de planificación ni de construcción costosos y de gran envergadura. Hasta los adaptadores de canalización de presión positiva y negativa (InFlow, OutFlow, VM InFlow) se instalan en cuestión de minutos, y no de días, semanas o meses. Esto garantiza una alteración mínima de la rutina hospitalaria diaria.