Riesgos Laborales

IQAir GCVOC purificador aire elimina óxido de etileno

El Oxido de Etileno es utlizado frecuentemente en hospitales y clínicas para esterilizar material quirúrgico por sus amplias capacidades para desinfectar. Sin embargo dichas propiedades le confieren a este gas propiedades cancerígenas y mutagénicas a los seres humanos cuando se tienen contactos prolongados.

El equipo IQAir GCVOC es capaz de absorver y eliminar cualquier fuga que pudiera existir en los cuartos de limpieza en donde se tiene este gas. Reduciendo de manera significativa el posible contacto de este gas con el personal que labora en esos lugares.

Efectos Cancerígenos y Mutagénicos

Hoy en día existe evidencia suficiente para señalar al óxido de etileno como cancerigeno en humanos, siendo incluido, en el grupo 1 de la International Agency for Research on Cancer (I.A.R.C.), clasificación de 1998. (40)

El Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo (I.N.S.H.T.) en su documento guía sobre el límite de exposición profesional a agentes químicos en España del año 2002, clasifica al óxido de etileno como sustancia carcinógena de 2° categoría (C2), por disponer de suficientes elementos que suponen que la exposición del hombre a tales sustancias puede producir cáncer.

Los estudios epidemiológicos realizados sobre personal profesionalmente expuesto al óxido de etileno, incluyendo personal de las centrales de esterilización de los hospitales y personal de industrias químicas con exposición profesional, encuentran una asociación entre la exposición a éste y los tumores de origen linfoide y los linfomas no Hodgkin, y en algunos de estos estudios encuentran además una asociación con el cáncer de estómago.

Valores Límite Ambientales

Debido a la actividad mutágena y carcinógena del óxido de etileno sus valores límites ambientales han sufrido un progresivo descenso a lo largo de los años.

En el año 1971 la American Conference of Industrial Hygienist (A.C.G.I.H.) tenía propuesta para el óxido de etileno una concentración promedio permisible (TLV-TWA) de 50 ppm. Este valor estaba basado en el hecho de que los únicos problemas contemplados hasta entonces eran de tipo dérmico. En los años posteriores la atención se ha dirigido hacia la actividad mutágena y carcinógena del óxido de etileno. El reconocimiento de estos riesgos hizo que la A.C.G.I.H. en el año 1982 redujera el TLV-TWA a 10 ppm. El valor TLV-TWA adoptado por A.C.G.I.H. para 1997 es de 1 ppm y con las siglas A2 que indica que es una sustancia sospechosa de ser cancerígena para los humanos.

Limites de Exposición Laboral

La American Conference of Govermental Industrial Hygienists (A.C.G.I.H.) de EEUU establece un valor TLV-TWA (Threshold Limit Values/Time-Weighted Average) de 1ppm (1,8 mg/m3), como concentración promedio permitida para 8 horas /día y 40 horas semanales.

La Occupational Safety & Health Administration (O.S.H.A.) de EEUU recomienda un límite de exposición (PEL) inferior a 0,1 ppm para 8 horas /dia.

Países europeos como Francia, Alemania, Italia, Gran Bretaña, Dinamarca, Suecia, entre otros disponen de un límite de exposición laboral para 8 horas/día, comprendido entre 1 y 5 ppm.

Las normas GOST de Rusia establecen como valor permitido en ambientes laborales 0,5 ppm para 8horas/día. (50)

La normativa comunitaria no contempla actualmente un criterio de valoración de la exposición ambiental al óxido de etileno.

En España según lo establecido por el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo, referido al óxido de etileno, el valor límite de exposición diaria (VLA-ED) para el año 2002, es de 1ppm o 1,8 mg/m3. (41,51)

Períodos de tiempo cortos o situaciones que reflejen valores máximos que no deben superarse en ningún momento de la exposición laboral

El National Institute for Occupational Safety and Health (NIOSH) considera un valor techo de 5ppm con un tiempo de exposición de 10 minutos por jornada de trabajo. Este mismo valor es considerado por la O.S.H.A. pero con un tiempo de exposición de 15 minutos.

Método de toma de muestra y análisis ambiental

Existe una amplia gama de métodos para la detección y medición del óxido de etileno en el medio ambiente laboral. El I.N.S.H.T. acepta el método basado en la determinación ambiental mediante muestreadores pasivos por la difusión y cromatografía de gases (MTA/MA-022/A91), el cual permite detectar el gas en un intervalo de concentración de 2 a 3200 microgramos/litro.